¿Cómo limpiar el terciopelo?

Se utilizan muchos productos de limpieza para tintorerías cada uno con sus características y su objetivo. En general, nuestros clientes suelen tener problemas a la hora de limpiar terciopelo, ya que es un tipo de tela muy frágil, hoy vamos a hablar de cómo limpiar el terciopelo.

Limpiar terciopelo de algodón

Para limpiar este tipo de terciopelo se puede emplear agua jabonosa con amoniaco. Utiliza un paño empapado en la mezcla de agua jabonosa con un poco de amoniaco (por cada litro de agua, añade una cucharadita de amoniaco y unas gotas de detergente).

Para asegurarse de que la tela resistirá este tipo de limpieza, haz una prueba en una pequeña zona de la tela, a ser posible una zona que no sea visible. Si compruebas que no se decolora la tela y que no la daña, procede del siguiente modo: Frota con el paño la superficie a limpiar y cuando finalices enjuaga con agua. Por último, seca el terciopelo con un secador de pelo, empleando el modo de aire frío.

¿Cómo cuidar las tapicerías de terciopelo?

Si tienes, por ejemplo, un sofá tapizado con terciopelo, notarás que este tipo de tela es un estupendo atrapapolvo, por ello, se aconseja cepillarlo con un cepillo de cerdas suaves, para evitar dañar el tejido y retirar el polvo, restaurando el brillo natural de la tela. También puedes conseguir el mismo resultado si empleas una gamuza de microfibra ligeramente humedecida.

Para evitar futuras manchas en el terciopelo, también puedes comprar revestimientos protectores en las tiendas. Se rocía el spray desde una distancia de unos 15 centímetros y se deja secar. Una vez que el terciopelo está seco, se debe pasar un cepillo textil sobre la tapicería.