¿Por qué comprar una alfombra de lana para el hogar?

Las alfombras de lana aportan un gran componente estético en el hogar. Pero, además, son muy duraderas y de alta calidad, por lo que si se manchan lo mejor es llevarla a las empresas limpiezas de alfombras para que utilicen en ella los productos más adecuados.

Razones por las que contar con una alfombra de lana

La lana es una fibra 100% natural y renovable. Un material ecológico que protege del frío y del calor y que posee unas propiedades muy beneficiosas. Al mismo tiempo, las fibras de lana son muy resistentes y vuelven a su estado natural un número muy elevado de veces sin romperse.

Esto lo que provoca es que la alfombra de lana sea muy elástica y resistente. Tanto es así que si se estira, la fibra de lana vuelve enseguida a su forma original. De esta forma, podrá mantenerse como nueva mucho más tiempo sin que por ello pueda perder en algún momento su color.

Por otro lado, la lana es un material aislante natural, capaz de estabilizar la humedad del hogar para que la temperatura sea siempre estable tanto en invierno como en verano. Un material que también puede purificar el aire absorbiendo los gases nitrosos y el dióxido de azufre.

En definitiva, la lana es un material que envejece muy bien, es muy resistente y su color es muy duradero. De hecho, hay que decir que es un 30% más resistente a las manchas que cualquier otra alfombra de fibras sintéticas. No obstante, si se manchara hay empresas limpiezas de alfombras para llevarla y que quede como nueva.